Disperso | Zambrano, Eduardo

Disperso | Zambrano, Eduardo

Editorial: Editorial Universitaria
ISBN: 9786072714458
$ 100.00
Una de las definiciones de “Disperso” es la dificultad que tiene una
persona para concentrarse. Siempre se ha creído que los poetas andan “en su luna”, lo cual es una tontería. Simplemente están dispersos, y si se consultan algunos
sinónimos de esta palabra encontraremos cosas como incoherente,
suelto, esparcido o espaciado. Supongo que hay mucho de esto en el libro. Incoherente, claro, el poema que da título al libro así lo manifiesta en uno de sus versos:
Platico conmigo mismo / y con seres imaginarios, que es casi ya / la misma cosa
.
La palabra suelto también le viene bien a estas páginas. Con el paso de
los años el escritor tiende a esto, a no pedirle permiso a nadie, ni a la
crítica, de cómo enfrentarse con su pasado y sus fantasmas.
Y finalmente eso de esparcido o espaciado, que de alguna forma u otra
nos remite a un espacio de libertad. La poesía es un espacio de libertad para quien la escribe y quien la lee.
Que así sea.
Una de las definiciones de “Disperso” es la dificultad que tiene una
persona para concentrarse. Siempre se ha creído que los poetas andan “en su luna”, lo cual es una tontería. Simplemente están dispersos, y si se consultan algunos
sinónimos de esta palabra encontraremos cosas como incoherente,
suelto, esparcido o espaciado. Supongo que hay mucho de esto en el libro. Incoherente, claro, el poema que da título al libro así lo manifiesta en uno de sus versos:
Platico conmigo mismo / y con seres imaginarios, que es casi ya / la misma cosa
.
La palabra suelto también le viene bien a estas páginas. Con el paso de
los años el escritor tiende a esto, a no pedirle permiso a nadie, ni a la
crítica, de cómo enfrentarse con su pasado y sus fantasmas.
Y finalmente eso de esparcido o espaciado, que de alguna forma u otra
nos remite a un espacio de libertad. La poesía es un espacio de libertad para quien la escribe y quien la lee.
Que así sea.