ENFERMEDAD VASCULAR PERIFERICA

ENFERMEDAD VASCULAR PERIFERICA

Editorial: ALFIL
ISBN: 9789689338109
$ 680.00

Posterior a los trabajos pioneros de Alexis Carrel, Charles Dotter y Andreas Grüntzig, la intervención transluminal percutánea se ha desarrollado de manera significativa hasta constituirse en un método seguro de tratamiento de las enfermedades cardiovasculares. A nivel de la circulación coronaria, el desarrollo tecnológico y la proliferación de los dispositivos, asociados a los resultados sobresalientes basados en estudios con diseños adecuados, han otorgado a la angioplastia coronaria percutánea un lugar preferencial dentro del esquema terapéutico actual. A nivel de la circulación arterial no coronaria el desarrollo ha sido más lento; sin embargo, durante las últimas tres décadas los trabajos de J. C. Parodi, Klaus Mathias, C. Nienaber y M. Dake han ampliado los horizontes de la terapia endovascular a los vasos supraaórticos, aorta y ramas viscerales, obligando al médico especialista en patología cardiovascular a incrementar sus conocimientos de medicina vascular. La medicina vascular es parte integral de la medicina interna y cardiovascular. Su incorporación dentro del arsenal cognitivo del cardiólogo clínico le permite combinar la cardiología clásica con la medicina vascular integrada al diagnóstico por imagen. Siempre debemos recordar que la presencia de enfermedad arterial periférica incrementa el riesgo de muerte cardiovascular y reduce significativamente la sobrevivencia a largo plazo. El conocimiento, el diagnóstico y el tratamiento de las diferentes entidades patológicas del sistema arterial no coronario permiten al cardiólogo clínico ejercer una terapéutica integral.

Posterior a los trabajos pioneros de Alexis Carrel, Charles Dotter y Andreas Grüntzig, la intervención transluminal percutánea se ha desarrollado de manera significativa hasta constituirse en un método seguro de tratamiento de las enfermedades cardiovasculares. A nivel de la circulación coronaria, el desarrollo tecnológico y la proliferación de los dispositivos, asociados a los resultados sobresalientes basados en estudios con diseños adecuados, han otorgado a la angioplastia coronaria percutánea un lugar preferencial dentro del esquema terapéutico actual. A nivel de la circulación arterial no coronaria el desarrollo ha sido más lento; sin embargo, durante las últimas tres décadas los trabajos de J. C. Parodi, Klaus Mathias, C. Nienaber y M. Dake han ampliado los horizontes de la terapia endovascular a los vasos supraaórticos, aorta y ramas viscerales, obligando al médico especialista en patología cardiovascular a incrementar sus conocimientos de medicina vascular. La medicina vascular es parte integral de la medicina interna y cardiovascular. Su incorporación dentro del arsenal cognitivo del cardiólogo clínico le permite combinar la cardiología clásica con la medicina vascular integrada al diagnóstico por imagen. Siempre debemos recordar que la presencia de enfermedad arterial periférica incrementa el riesgo de muerte cardiovascular y reduce significativamente la sobrevivencia a largo plazo. El conocimiento, el diagnóstico y el tratamiento de las diferentes entidades patológicas del sistema arterial no coronario permiten al cardiólogo clínico ejercer una terapéutica integral.