PACIENTE Y SU MEDICO, EL

PACIENTE Y SU MEDICO, EL

Editorial: ALFIL
ISBN: 9789687620305
$ 370.00

En los tiempos modernos actuales, de medicina súper-científica y súper-tecnológica, ¿qué lugar ocupa la relación médico-paciente? ¿Por qué la creciente brecha entre el paciente y el médico? ¿Por qué la relación de mutua desconfianza entre uno y otro? ¿Qué valor tienen, en el tratamiento, la empatía, el "efecto placebo", el ansia de vivir, el apoyo social, la amistad, el amor, la fe y la esperanza? ¿Cómo reacciona el ser humano cuando se siente o se cree enfermo? Problemas éticos en la práctica médica, medicina y religión, el dolor... Son estos y muchos otros aspectos del arte de la medicina los que se tratan en esta obra. El ejercicio de la medicina se finca en una teoría de la enfermedad, expresada en el modelo biológico-lesional de la enfermedad cuyo elemento central es una alteración, "lesión" o patología que afecta algunas estructuras y funciones del cuerpo humano, alteración que tiene sus causas (etiología) y da lugar a manifestaciones clínicas llamadas síntomas y signos. En la consulta médica el paciente nos informa sobre ciertas molestias o alteraciones en la forma y funcionamiento del cuerpo, sobre ciertos datos objetivos o subjetivos respecto de su salud que él ha venido padeciendo, que le aquejan o molestan. La teoría de la enfermedad en la cual hoy sustentamos nuestra práctica médica nos conduce, de inmediato, a interpretar dichos datos bajo el modelo biológico-lesional de enfermedad, haciendo a un lado los que no caben en dicho modelo; no obstante, son hechos que verdaderamente está padeciendo el paciente y por lo mismo ha ido a buscar ayuda médica. La teoría del padecer tiene sus raíces en una teoría del hombre y se concreta en el modelo del padecer médico, al cual, para ahorrar palabras, llamamos simplemente padecer.

La disponibilidad de este producto es baja, si te interesa puedes buscarnos en consulta@libreriasindependientes.com.mx

En los tiempos modernos actuales, de medicina súper-científica y súper-tecnológica, ¿qué lugar ocupa la relación médico-paciente? ¿Por qué la creciente brecha entre el paciente y el médico? ¿Por qué la relación de mutua desconfianza entre uno y otro? ¿Qué valor tienen, en el tratamiento, la empatía, el "efecto placebo", el ansia de vivir, el apoyo social, la amistad, el amor, la fe y la esperanza? ¿Cómo reacciona el ser humano cuando se siente o se cree enfermo? Problemas éticos en la práctica médica, medicina y religión, el dolor... Son estos y muchos otros aspectos del arte de la medicina los que se tratan en esta obra. El ejercicio de la medicina se finca en una teoría de la enfermedad, expresada en el modelo biológico-lesional de la enfermedad cuyo elemento central es una alteración, "lesión" o patología que afecta algunas estructuras y funciones del cuerpo humano, alteración que tiene sus causas (etiología) y da lugar a manifestaciones clínicas llamadas síntomas y signos. En la consulta médica el paciente nos informa sobre ciertas molestias o alteraciones en la forma y funcionamiento del cuerpo, sobre ciertos datos objetivos o subjetivos respecto de su salud que él ha venido padeciendo, que le aquejan o molestan. La teoría de la enfermedad en la cual hoy sustentamos nuestra práctica médica nos conduce, de inmediato, a interpretar dichos datos bajo el modelo biológico-lesional de enfermedad, haciendo a un lado los que no caben en dicho modelo; no obstante, son hechos que verdaderamente está padeciendo el paciente y por lo mismo ha ido a buscar ayuda médica. La teoría del padecer tiene sus raíces en una teoría del hombre y se concreta en el modelo del padecer médico, al cual, para ahorrar palabras, llamamos simplemente padecer.