VERDADERO ROSTRO DE SOR JUANA INES DE LA CRUZ, EL | MENDEZ ZAMARRON, MARIA

VERDADERO ROSTRO DE SOR JUANA INES DE LA CRUZ, EL | MENDEZ ZAMARRON, MARIA

Editorial: TRILLAS
ISBN: 9786071735430
$ 295.00

Religiosa, escritora, filósofia, feminista y poetisa novohispana, conocida como “la Décima musa” . Sor Juana Inés de Cruz fue una mujer polifacética y erudita que se adelantó a su tiempo. Intelectualmente brilló con luz propia; escribió versos sacros y profanos, villancicos religiosos, autos sacramentales, comedias, etcétera. En este libro se pretende mostrar el verdadero rostro de Sor Juana y las realidades que la impulsaron a volar muy alto, ajena a los condicionamientos del entorno sociocultural de su época, más allá del tiempo y el espacio en busca de la verdad. Juana de Asbaje buscó apasionadamente la verdad desde los primeros años de su infancia hasta el término de su vida.La obra aborda sus origenes, su rica personalidad de mujer de letras y estudiosa de la Sagrada Escritura, su etapa teológica, los problemas que le ocasionó la carta atenagórica, su transformación interior, y en sus últimos años, el servicio fraterno que ofreció durante la epidemia de peste, lo cual le ocasionó la muerte.

Religiosa, escritora, filósofia, feminista y poetisa novohispana, conocida como “la Décima musa” . Sor Juana Inés de Cruz fue una mujer polifacética y erudita que se adelantó a su tiempo. Intelectualmente brilló con luz propia; escribió versos sacros y profanos, villancicos religiosos, autos sacramentales, comedias, etcétera. En este libro se pretende mostrar el verdadero rostro de Sor Juana y las realidades que la impulsaron a volar muy alto, ajena a los condicionamientos del entorno sociocultural de su época, más allá del tiempo y el espacio en busca de la verdad. Juana de Asbaje buscó apasionadamente la verdad desde los primeros años de su infancia hasta el término de su vida.La obra aborda sus origenes, su rica personalidad de mujer de letras y estudiosa de la Sagrada Escritura, su etapa teológica, los problemas que le ocasionó la carta atenagórica, su transformación interior, y en sus últimos años, el servicio fraterno que ofreció durante la epidemia de peste, lo cual le ocasionó la muerte.