VIDA Y MUERTE EN EL TEMPLO MAYOR

VIDA Y MUERTE EN EL TEMPLO MAYOR

Editorial: FONDO DE CULTURA ECONOMICA
ISBN: 9789681657123
$ 90.00

El proyecto arqueológico del Templo Mayor de Mexico-Tenoctitlan, es uno de los más importantes, tanto por su significado científico como por las evocaciones del pasado que este sitio despierta. Eduardo Matos Moctezuma recorre, y junto con él nosotros, los senderos de la creación de dioses, mitos y hombres a través de los textos antiguos, y corrobora ese acto creador comparándolo, paso a paso, con la arqueología de este lugar, donde Tláloc y Huitzilopochtli incorporan la presencia de un mundo dual marcado por la vida y la muerte. A lo largo de los siete capítulos de este libro el autor analiza la presencia de esa dualidad en un edificio cargado de significación: el Templo Mayorz de Tenochtitlan. Nos hace ver como el hombre prehispánico observaba la naturaleza y veía en ella los cambios que se daban a lo largo del año: una temporada de lluvias en la que todo cobraba vida y una de secas, cuando todo moría. Además, el Templo Mayor era un lugar pleno de sacralidad por donde ascendía a los niveles celestes, se bajaba al inframundo y del que partían los cuatro rumbos del universo.

El proyecto arqueológico del Templo Mayor de Mexico-Tenoctitlan, es uno de los más importantes, tanto por su significado científico como por las evocaciones del pasado que este sitio despierta. Eduardo Matos Moctezuma recorre, y junto con él nosotros, los senderos de la creación de dioses, mitos y hombres a través de los textos antiguos, y corrobora ese acto creador comparándolo, paso a paso, con la arqueología de este lugar, donde Tláloc y Huitzilopochtli incorporan la presencia de un mundo dual marcado por la vida y la muerte. A lo largo de los siete capítulos de este libro el autor analiza la presencia de esa dualidad en un edificio cargado de significación: el Templo Mayorz de Tenochtitlan. Nos hace ver como el hombre prehispánico observaba la naturaleza y veía en ella los cambios que se daban a lo largo del año: una temporada de lluvias en la que todo cobraba vida y una de secas, cuando todo moría. Además, el Templo Mayor era un lugar pleno de sacralidad por donde ascendía a los niveles celestes, se bajaba al inframundo y del que partían los cuatro rumbos del universo.